Greyzer

  • 01:04:00 am on May 27, 2008 | 0

    s poco usual que una organización sin ánimo de lucro sea rentable e incluso exitosa. Es el caso del Proyecto Mozilla, creadora del famoso navegador Firefox.


    publicidad
    anapixel

    ‘); } else { //Caso de no soportar flash document.write(‘Haz Click‘); document.write(‘

    anapixel

    ‘); } //–>

    anapixel

    Tienen 500 millones de usuarios activos del Firefox, es decir, que usan el navegador al menos una vez al mes. De éstos, un tercio lo hacen a diario, lo que se traduce en más de 16 millones de usuarios todos los días.

    Hace menos de cuatro años que existe, y ahora es uno de los mayores desarrolladores de opensource (software de código abierto), que desde la propia compañía consideran como un bien común y que por tanto pertenece a todo el mundo de forma gratuita.

    El presidente de Mozilla Europa, Tristan Nitot, desvela para Expansión.com las claves del éxito del software libre.

    Este sistema de código abierto, ¿no deja la puerta abierta a que otros copien a Mozilla?
    Cualquiera puede descargarse este código y sacar el suyo propio que compita con Firefox, hacerlo igual y llamarlo de otra forma, sin necesidad de pagar nada. Pero al mismo tiempo, estamos compitiendo, exitosamente por cierto, con Microsoft. Si observas el mercado de buscadores hace cuatro años, Internet Explorer tenía el monopolio. Pero ahora estamos creciendo tanto, y ellos decreciendo, que podremos igualarnos en no mucho tiempo.

    Lo curioso es que una organización no lucrativa como la nuestra pueda competir con el gigante informático que es Microsoft. Ver cómo miles de personas, unidas sólo a través de la red, pueden desarrollar unas aplicaciones informáticas realmente complejas y hacerlo mejor que una de las empresas más grandes del mundo.

    ¿Qué es lo que le diferencia de la competencia?
    La razón por la que funciona es porque somos unos apasionados de la Red, y porque gente como nosotros está continuamente mejorando esta herramienta para luego compartir sus adelantos. Internet se ha convertido en una realidad muy importante, casi necesaria. El usuario no quiere por tanto un navegadorlento y poco seguro. Ésto sólo hace que el usuario no quiera navegar por la Red, porque le resulta más peligroso que útil.

    ¿De dónde sale entonces el dinero?
    Somos una sociedad no lucrativa, por lo que nuestro objetivo no es conseguir dinero, pero sabemos que es indispensable. Nos consideramos una compañía hibrida entre una fundación sin ánimo e lucro, y una empresa comercial, porque como la primera, tenemos una misión, y como en la segunda, necesitamos el dinero.

    El dinero viene de las visitas que, gracias a nuestro programa, conseguimos que tengan alguno de nuestros clientes, como pueden ser Google o Amazon. Conseguimos en total cerca de unos 66 millones de dólares anuales para sufragar estos gastos. Es una cifra variable, ya que depende del tráfico de estos usuarios en nuestros motores de búsqueda.

    Por ejemplo, si buscas el último libro de Harry Potter en Amazon, al comprarlo, nosotros nos llevamos un pequeño porcentaje. Pero también incorporamos buscadores gratis, como Wikipedia, o en el caso de España, la Real Academia Española.

    ¿Siempre ha sido así?
    En un principio, todos eran gratis, y los escogíamos según su utilidad para el usuario final. Pero al ir creciendo, muchos buscadores que no estaban ahí vinieron a nosotros para ofrecernos lo que pidiésemos y poder incluirlos en estos buscadores. Después de eso, Google quiso asegurarse de que seguiría como buscador por defecto de nuestro programa, y nos ofreció un trato económico que mantenemos hasta ahora.

    Antes de esto vendíamos camisetas, que no es tan lucrativo, y aceptábamos donaciones. De hecho, en 2004 éramos sólo 10 empleados, en realidad voluntarios. Ahora somos unos 200 en todo el mundo. Pero además, tenemos muchos voluntarios que mejoran y crean nuevas versiones, desde nuevas aplicaciones a una traducción.

    Pero además hay otros muchos que desarrollan nuestro producto desde el punto de vista técnico, y que ven en Firefox la oportunidad de mejorar sus conocimientos técnicos de informática. Es claro el ejemplo de muchos universitarios que diseccionan nuestro programa para crear nuevas aplicaciones que son realmente útiles. Todo esto sin cobrar nada, pero saben que, como ya ha ocurrido, participar en el Proyecto Mozilla es beneficioso para ellos, pudiendo incluirlo en su currículum para acceder a masteres o nuevos trabajos, además de haber ayudado a la comunidad del “opensource”.

    ¿Qué proyectos tienen ahora entre manos?
    Lo primero es terminar de lanzar la versión 3.0 de Firefox, en la que llevamos trabajando durante bastante tiempo.

    Tendremos a finales de julio una reunión en Canadá con casi 500 desarrolladores de software para pensar qué vamos a hacer después de Firefox 3.0. Queremos desarrollar la versión 3.0 de nuestro gestor de correo electrónico Thunderbird, para el que seguramente usaremos la tecnología de Firefox, porque el 85% de lo que hemos hecho en Firefos puede aplicarse en Thunderbird.

    Pero en lo que más ilusión tenemos es en la creación de Firefox Mobile. El acceso a la red cada vez es más móvil, ya que creemos que la rapidez de trabajo de nuestro software puede funcionar mejor que el resto en ordenadores de poca potencia, como pueden ser los pequeños terminales como los móviles.

    ¿Cómo pretende meterse en la industria de la telefonía móvil?
    Creo que la industria móvil está evolucionando mucho. Sólia ser muy cerrada, donde los operadores imponían a los fabricantes de móviles qué es lo que tenían que incluir en sus terminales, y si no, se arriesgaban a perder una gran ventana de venta y de distribución muy importante. Escogían el móvil, su software y los servicios que este ofrecía para poder comprobarlos.

    Pero ahora se está abriendo la posibilidad de que los usuarios puedan acceder a la web y usar cuaquier servicio. Y esto no pueden controlarlo los operadores, porque serí restringir el acceso a la Red. Hasta ahora, con sus servicios Wap, sólo te permiten acceder a menos de 10 servicios.

    Al mismo tiempo, Linux está mejorando mucho su versión para móvil, y toda la industria se está abriendo a estas nuevas posibilidades, y empresas de opensource como la nuestra podrán ser más útiles para desarrollar una mejor tecnología, de la que los consumidores serán los más beneficiados.

    ¿Hay algún tipo de acuerdo con los fabricantes de móviles para incluir software libre?
    Ya hay terminales, como el Tablet Nokia N810, que incluyen Linux. Pero además, Firefox Mobile también podrá usarse en Windows Mobile, como sistema operativo abierto a nuevas instalaciones que es.

    La gente pide poder hacer lo mismo que hace en su ordenador de casa en el móvil. Y es algo imparable, por mucho que se opongan operadoras o algunos fabricantes de móviles, es algo imparable. La misma libertad de decisión que tenemos en la red se va a dar en el móvil porque la brecha ya está abierta.

    ¿Qué relación tienen con otros navegadores como Opera?
    Bastante buena. Sobre todo nos alegramos de que haya más actores que compitan en nuestro mercado. No queremos acabar con Microsoft, sino con el monopolio que más tarde se vió que era ilegal con su Internet Explorer. Por eso, todo lo que sea diversidad de mercado siempre será buena señal, porque lo contrario sólo repercute en perjuicio del usuario final.

    Microsoft cometió el error de no desarrollar más su Explorer durante cinco años, porque no les daba dinero, lo que llevó a convertirlo en uno de los exploradores más inseguros del mercado, y en consecuencia, a que los consumidores buscasen desesperadamente una alternativa. Existimos porque no hicieron bien su trabajo como líder y porque queríamos acabar con su monopolio.

    ¿Cómo puede sostenerse el mercado del software libre?
    Con un nuevo modelo de negocio basado en los servicios y no en la venta de licencias. Nosotros tenemos el nuestro, que funciona. Amazon o Google nos dan dinero, pero al final el que paga es el usuario final que realiza la compra de a través de nosotros de ese libro en Amazon.

    Red Hat también tiene el suyo propio. Es una empresa que adapta Linux a grandes empresas por todo el mundo. No venden el programa, porque su código es abierto y por tanto gratuito, si no todo el servicio personalizado que hay detrás y que ofrecen a sus clientes. Y les va muy bien.

    Hay muchos modelos distintos que se adaptan a esta nueva realidad. La dificultad es encontrar aquel que funcione, que sea único y original. Los clientes son muchos, porque el opensource ahorra dinero. Esto no sólo sirve para reducir costes como objetivo, si no para, de esta forma, permitir a las pequeñas empresas poder tener a su alcance una infraestructura tan buena como la que hasta ahora ofrecían las compañías que compraban las licencias a precios exagerados hace apenas 10 años. Les permite competir con las grandes, y ser más competitivas e innovadoras que las que tienen más dinero.

    Es un nuevo modelo de creación de riqueza y mejora de la competitividad basado en el opensource. A pesar de la idea que algunos tienen de que estamos más inspirados en el marxismo, somos extremadamente capitalistas, porque ayudamos a la atomización del mercado, es decir, vender más y mejor a menor precio.

     

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: